6 CONSEJOS PARA EL CORRECTO USO DE LA TIPOGRAFÍA EN WEB

El buen uso de la tipografía a la hora de diseñar una web es fundamental. Si el contenido no es legible o no se estructura correctamente, de nada sirve todo lo demás. Leer texto en una pantalla suele resultar una tarea más tediosa que leer en papel, por ello es importante cuidar mucho este aspecto. Hay una serie de normas que nos pueden ayudar a configurar de forma correcta, fluida y atractiva los textos de una web.

  1. Tamaño suficientemente grande

¡No al tamaño de letra minúsculo! Hubo una época en la que nos empeñábamos en mostrar un montón de información en el mínimo espacio posible a toda costa, sobre todo para evitar el scroll, pero por suerte, esto ya no debe ser así. El tamaño de letra debe ser suficientemente grande para ser legible de forma cómoda en cualquier pantalla. No importa que ocupe mucho espacio.

Además, es bueno establecer una jerarquía bien marcada, utilizando el tamaño para diferenciar títulos, subtítulos, párrafos, etc. No tengas miedo a utilizar tamaños de letra grandes.

tamaño de letra


 

  1. Interlineado / espacios en blanco

El espacio vertical es casi tan importante o más que el tamaño de letra. Para que la lectura sea cómoda, es importante que las líneas no estén demasiado juntas, pero tampoco demasiado separadas entre sí. Más o menos, el tamaño del interlineado de un párrafo debería ser un 120-160 % del tamaño de letra utilizado. Tamaños de letra más pequeños necesitan un interlineado proporcionalmente mayor que tamaños de letra más grandes.

interlineado


 

  1. Contraste

Un texto con un color similar al fondo puede resultar difícil de leer. Un texto con demasiado contraste también puede resultar incómodo, especialmente en textos claros sobre fondos oscuros. Es necesario establecer un contraste adecuado para facilitar la lectura y para evitar problemas de accesibilidad. Ante la duda, lo mejor es acudir a las recomendaciones que nos dan las guías W3C 

Existen herramientas en internet que nos pueden ayudar a confirmar si la elección de colores que hemos hecho cumple los estándares.

Contraste


 

  1. Mejor líneas cortas

Alrededor de 65 caracteres por línea es la medida que se considera ideal para que la lectura de un párrafo resulte cómoda. Aunque leemos más rápido si las líneas son más largas, preferimos líneas cortas. Esto está sujeto a la cantidad de texto, al tipo y tamaño de letra, tamaño del dispositivo, y demás variables, pero 65 caracteres es la medida media generalmente aceptada para leer cómodamente en una pantalla de ordenador. En móvil, el tamaño de las líneas es mucho más pequeño, y se ha aceptado como medida media estándar los 39 caracteres que se utilizan en las columnas estrechas de la prensa en papel.

Líneas cortas


 

  1. No utilices  justificación completa ni centrada

La justificación adecuada para un párrafo, salvo excepciones, no es la justificación centrada ni completa. En nuestra cultura, el sentido de la lectura es de izquierda a derecha y lo más cómodo es encontrarnos que cada línea comienza siempre en el mismo punto. El texto centrado, en párrafos largos, por tanto, resulta inadecuado por su irregularidad. En los textos con justificación completa, el espacio entre palabras no es consistente, podemos encontrarnos con líneas de palabras muy juntas y otras con las palabras muy separadas, por tanto, tampoco resulta cómodo para la lectura. La justificación a la izquierda es la más adecuada para los textos en internet.

Justificación


 

  1. Elección tipográfica

Minimiza el número de tipografías diferentes en tu web. Una o dos son suficientes. Es aconsejable escoger tipografías diseñadas para la web, actuales y optimizadas para leer en pantalla. Existe una gran variedad tipográfica, es importante escoger la adecuada para cada caso: no es lo mismo un título que el cuerpo de un artículo. No abuses de las tipografías decorativas. También hay que asegurarse de que la tipografía escogida incluye todos los caracteres que vamos a necesitar: numerales, símbolos, la letra ñ…

Elección tipográfica


 

Conclusión

La tipografía es un elemento que debe cuidarse mucho con el fin de hacer diseños bellos y armoniosos, pero sobre todo, usables, especialmente sabiendo que esos diseños se van a ver desde pantallas de dispositivos muy diferentes, desde pantallas de escritorio, hasta teléfonos móviles. Con esta pequeña guía será más sencillo saber si el diseño de nuestros textos es adecuado.

Sitelicon
sitelicon@gmail.com